Autor

Nació en Madrid (1954) y como él mismo nos cuenta en su libro “Tengo algo en la cabeza”

“…de pequeño quería ser mayor para ser inteligente. Veía salir a mi padre muy temprano todas las mañanas dejando por la casa un ligrero olor a a after shave y pensaba ahí va un hombre con las ideas claras.

Todos sabemos que hay un momento en la vida en el que, como por arte de magia, aparece la inteligencia. Un día cualquiera, a base de cumplir años, la cabeza y los bolsillos de los pantalones se organizan. Todo cuadra, ya no llevas en ellos un trozo de goma de borrar, un soldadito sin cabeza, dos reales, medio chicle y un trozo de metal que encontraste en la calle. Cuando eres mayor llevas otras cosas, cosas de mayores.”

Y así inicia Fernando Bellver su periplo por una extensa y maravillosa obra

Son muchas cosas las que ha dicho en su ya primera Autobiografía. Si quieres tomamos algunas muestras:

“Es imposible conocer a otro. Y en erl caso de que fueras posible necesitaríamos toda una vida y como es natural nos aburriríamos antes…”
Los demás son muchos y como la masa se diluyen, por eso los dividimos con una sencilla operación. Yo y los no yo…
Los no yo con los que tengo contacto por cosas de la vida me los invento a mi manera y hay muchas posibilidades de que ellos hagan lo mismo conmigo. Por eso a los no yoes les escandalizan las relaciones por Internet y a mi me parecen la mar de natural.”

Los amigos son un gran invento. Yo, que soy muy organizado, los tengo divididos en varias categorías. Están los amigos familia, los amigos, los amiguetes, los amigotes, los colegas y la gente que te cae bien. Fuera de esto están los páramos y la oscuridad.
Los amigos familia se diferencian de los demás en que básicamente no tienen sexo … Cuando nos reunimos los unos y las otras, las tensiones telurico-amistosas-sexuales se compensan de tal manera, que a los hombres nos sale pecho y a las mujeres paquete. Por lo general las conversaciones se realizan en un argot desarrollado a base de años y de muy dificil comprensión para el pobre que asiste a una de estas reuniones por primera vez.
Los amigos a secas suelen proceder del trato laboral … sueles ponerlos muy de moda durante algún tiempo pero es dificl que pasen a ser amigos familia.
Los amiguetes son el comodín de los amigos. Puedes mezclarlos con cualquiera de ellos. Desaparecen durante durante largos periodos de tiempo para aparecer de nuevo en el lugar más inesperado. Son alegres y vivaces, muy dados a abrazar y contar historias.
Los amigotes pueden confundirse facilmente, con los amiguetes pero sería un error casi fatal hacerlo. Tienn su lado oscuro y su algo destructivo que a los hombres nos atrae como un profundo abismo. No es aconsejable tener más de dos y nunca, bajo ninguna cirsunstancia, debes juntarlos.
Los colegas son de tato leve. En un bar los saludas desde tu mesa y si tienes algo importante que tratar te acercas a ellos.
Luego están los demás. De esos hay muchos y no los tengo clasificados.”

imágenes del libro

“Odio el ordenador. El motivo es porque no lo sé manejar y además creo sinceramente que nos han vendido una máquina en fase experimental.
Recuerdo la primera vez que tuve contacto con uno de ellos. Me lo instalaron en casa y ahí se quedó. Pasaban los días y cuando alguien me preguntaba si tenía uno le decia que sí. ¡Al cabo de unos meses, una tarde que no hacia nada decidí encenderlo. Moví el ratón con más o menos acierto y apreté algunas teclas. Estaba vacío. Pensé que llevaba poco tiempo en casa y que aún no me conicía, por lo que decidí darle algunos meses más…
… El ordenador ha creado una diferencia de especies y la naturaleza siempre elige la especie dominante.
Odio el ordenador porque sospecho que será el motivo de mi extinción.”

“Es verdad que las chicas quitan mucho tiempo.
Pero aún así debo comentar (en contra de lo que dicen los adultos) que son misteriosamente iguales a nosotros y diferentes entre sí. Además mi hermano me ha dicho que no todas las guapas son tontas ni las feas son listas y eso complica más el asunto.
Las chicas son chicos raros que a veces hacen cosas muy raras, sin embargo también tengo amigos que las hacen y no me pare tan sorprendente.
Lo que me sigue llamando la atención es que les sigan gustando los hombres…
Analizando mi experiencia no he tenido ni mucha ni ni poca suerte con ellas, aunque decir analizando, experiencia, mucha, poca, suerte y ellas no sean las palabras más adecuadas.”

El trabajo sigue siendo la forma más honrada de ganar dinero…
… El hombre y algunas mujeres, no han nacido para trabajar. Dios nos creó para estar en el paraiso y nos diseñó a su imagen y semejanza. Esto es, para trabajar una semana en toda nuestra vida…
… Mi padre, que era un señor que vivía en casa y siempre estaba callado, me dijo una vez que me cogió por el pasillo: Si trabajas en algo que no te gusta solo eres feliz el último día de cada mes.”

Si estás interesado en este simpático y artístico libro lleno de dibujos de su autor toma nota:

“Tengo algo en la cabeza”
Fernando Bellver
www.ellagoediciones.com